Línea gratuita USA & Canada : 1-877-247-0055

Teléfono  Lima, Peru    : +51-1-427-26-26

 

Aceptamos

TripAdvisor

TripAdvisor: Logo certificado de excelencia

La Pascua en Ayacucho es considerada la fiesta religiosa más conmovedora y hermosa del Perú. Toda la población se involucra en una semana de procesiones y demostraciones del fervor religioso. La congregaciones religiosas y la muchedumbre ganan las bulliciosas calles, miles viajan a Ayacucho de todas partes del país.

Todo comienza el viernes antes del Domingo de Ramos, con la presentación de la imagen de La Dolorosa. Dos procesiones marcan el propio Domingo de Ramos. Una horda de mulas y llamas, cargados de flores secas, conduce a una multitud de orquestas en dos circuitos de la plaza.

Las flores son luego quemados en una ceremonia religiosa intensa.

A las 4 de la tarde desde la iglesia de Santa Teresa se pone en marcha una procesión que marca el inicio de la Pasión. Cristo entrando en Jerusalén sobre una mula blanca, rodeada de los apóstoles. El viernes por la noche la plaza acoge un encuentro simbólico entre las imágenes de Jesús y la Virgen María, cada uno en un trono, es demasiado para muchos espectadores, que emocionados se echan a llorar. Todas las luces en Ayacucho se apagan para la vigilia con velas por la ciudad, este gesto marca la muerte de Jesús.

La procesión sale de la iglesia de Santo Domingo, y una multitud de seguidores lloran, algunos caminan vestidos de negro por las calles cubiertas de pétalos de flores. En tanto el sábado es un día de celebración, con un toro lanzado cada media hora para arrasar la ciudad rodeado de niños gritando. Todo el mundo baila hasta altas horas de la noche en la Plaza de Armas, donde el consumo de la chicha y el aguardiente local están a la orden de los celebrantes.

El Domingo de Pascua se inicia antes del amanecer, con una procesión del Cristo Resucitado, una estatua en una pirámide blanca ardiente, rodeado de miles de velas, el sonido de campanas y fuegos artificiales cons característicos de este momento.

La festividad de Semana Santa termina con una gran ronda de peleas de gallos y al final del día, miles de visitantes regresan a Lima. La vida en Ayacucho vuelve a la normalidad.

< Anterior Siguiente >


Sharing is caring!

Trabaja en Fertur

Recogida Aeropuerto & Hotel

Cuidad de Lima Tours